Tener a la muerte como amante









Sé que es un tópico hablar de la muerte cuando hay calaveras de por medio, pero es que últimamente me pisa los talones. Le gusta bailar conmigo y hacer de mí un caos sentimental, y no puedo negar que lo hace de maravilla. Incluso consigue que haya instantes en los que realmente me sienta muerta. Pero, cuando esto ocurre, cuando pienso que no puedo más, que mi cuerpo se descompone por dentro y por fuera, busco sus límites para sentirme de nuevo viva, manteniendo siempre una estrecha y eterna relación, continuamente dándonos un tiempo y jurándonos que jamás volveremos a estar juntas.

3 comentarios:

  1. Impresionante, me dejáis sin palabras.

    Bravo.

    ResponderEliminar
  2. Valiente reflexión...Valiente fotografía para ilustrarla.
    Beso,

    ResponderEliminar
  3. Te comprendo bien. Soy discapacitado fisico, tengo insomnio, migrañas y depresión crónicas, he tonteado con la muerte en cuatro ocasiones como puede verse sin ningún éxito. Tengo una de esas llamadas enfermedades raras sin cura ni tratamiento es neurodegenerativa y ya se lo que me va a pasar y como va a ocurrir, lo que no sé es el cuando pero no me preocupa, no le tengo miedo a la muerte, sí al dolor pero ¿sabes? desde que he decidido darle la espalda a la enfermedad me siento mucho mejor, ahora hago incluso planes de futuro ¿estoy loco? pues en opinión de los médicos y en la mía no. Digamos que soy pelín raro, eso sí.

    La foto es bárbara. Te sigo y ánimo.

    ResponderEliminar

Opiniones y comentarios

LAMANOROBADA studios

Con la tecnología de Blogger.