Las sombras y tu misterio.




































Tres botellas más tarde, me levanté en las sombras.
Cuando agarré una de tus manos, se me inquietaron los dedos al tocar esa pizca de tu misterio...  te hice girar el rostro para que me vieras desaparecer, pero tiraste de mí, y me pediste, que no nos levantáramos esa mañana de sábado por muchas cosas que tuviéramos que hacer.

1 comentario:

  1. Precioso recorte a contra luz, me encanta como rompe la simetría de las lamas de la persiana la verticalidad de la silueta y el aura que crea la luz sobre el pelo, enhorabuena Marta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Opiniones y comentarios

LAMANOROBADA studios

Con la tecnología de Blogger.