El patio de luces





Mi ventana da al patio de luces, desde ella veo como se mueven las sombras a lo largo del día y como el sol se mete en algunas ventanas de mis vecinos. Pienso, entonces, en ellos, en sus vidas, en si se alegraran de que en ese instante el sol entre en sus habitaciones o preferían las sombras proyectadas por los edificios colindantes... Lo admito, estoy enamorada de los patios de luces, en ellos puedes descubrir los secretos de las vidas ajenas y al mismo tiempo formar parte de ellas. Cruzar miradas, examinar las maneras que tienen algunas personas de tender la ropa, mirar en el interior de las ventanas sin cortinas y ponerme a imaginar la existencia dentro de ellas.

Hoy he querido que sus luces y sombras pasajeras fueran las mías. Yo lo he disfrutado, supongo algunos vecinos también, pero a un par de señoras no les ha parecido tan maravilloso como a mi que en su patio "sagrado" el sol que entra a sus cocinas jugara con mi piel desnuda.



2 comentarios:

  1. "Hoy he querido que sus luces y sombras pasajeras fueran las mías."
    Buena conexión texto-imagen, una vez mas, has dado en el clavo.

    ResponderEliminar
  2. La primera me da vértigo y la segunda me parece genial, aunque no les guste a ciertas vecinas. Espero que todo acabase bien.

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar

Opiniones y comentarios

LAMANOROBADA studios

Con la tecnología de Blogger.