A la espera


Aprendes tanto esperando, que no se porque no me gusta esperar más.
Todos odiamos cuando tarda más de la cuenta el autobús, o cuando alguien llega tarde, pero no nos damos cuenta de lo valioso que es ese tiempo y de todo lo que podemos hacer con él. Puedes observar los movimientos de las personas con prisa porque el tuyo se ha ralentizado, puedes disfrutar más de las páginas de un libro, puedes pensar, si, pensar, comunicarte contigo misma y resolver conflictos internos. Cuando esperes fíjate en las cosas que jamás te habrías parado a mirar... como aqui..


..un momento que surgió de una espera
esperábamos a montar en tren.
esperábamos la bajada del sol
esperábamos ser recogidos
esperábamos el momento..

y.. jamas mereció nada más la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opiniones y comentarios

LAMANOROBADA studios

Con la tecnología de Blogger.